Egoismo

lunes, 8 de junio de 2009


Ego era su nombre y de apellido Egoismo.

De planes tenía, hacer una gran fiesta e invitar

a sus conocidos. Su lista, larga, muy larga. Pues

de intención tenía llenarlos de rabia y de envidia.

Para tal acontecimiento, empezaron los movimientos

lustres de candeleros, vajillas de oro y plata, y, porcelanas

de la China. Manteles bordados y de encajes puntillas. Cortinas

púrpuras de terciopelos, espejos, mármoles y cristales con destellos

de luces y colores.

Ego era su nombre y de apellido Egoismo,

su lista larga muy larga. Sus más próximos eran

vanidad, arrogancia y soberbia. Agresión, cólera,

también frustración y dolor. Para nó perder la ocasión,

al amor, felicidad, alegría, en fin una lista larga muy larga.

LLego, pues, el día de dicha celebración, todo reluciente estaba,

esperando la ocasión a invitados enseñar su mansión. Pasaron

segundos, minutos y horas y los invitados no hicieron su aparición.

Así, quedó desolado y humillado por tal denigrante accion.

Cuentan por ahí,...que luego de tal sufriente dolor, Ego Egoismo

aprendió su lección y qué luego se volvió Compasivo, Generoso y

Amigo.

0 comentarios: